El ejemplo de los niños

El 20 de noviembre celebramos el Día Internacional del Niño. Todos los años es importante la celebración de este día porque siempre es bueno recordar y concienciar sobre los derechos y deberes de todos los niños del mundo. Depende del país donde vivan los niños sus derechos y sus condiciones de vida son diferentes. Este año 2020 esta celebración es más especial y más significativa, pues la situación generada por el coronavirus ha puesto de manifiesto que los niños son un ejemplo para todos los adultos, cumpliendo con los deberes que se les han encomendado y adaptándose a estas difíciles circunstancias.

Con esta pandemia todos hemos tenido que renunciar a nuestras maneras de vivir, a poder salir, a relacionarnos cuando queramos y con quién queramos, a poder dar abrazos y besos; en definitiva a tener vida social.  Los niños durante muchos meses no pudieron ir al colegio, ni salir a la calle, ni ver a sus abuelos, ni amigos e incluso muchos han perdido a seres queridos víctimas del covid. Muchos de los niños están sufriendo la enorme crisis económica en familias donde sus padres han perdido sus trabajos y ven con incertidumbre –como todos- el futuro. También durante el periodo de confinamiento los niños han sufrido un gran impacto social y emocional, adaptándose a las nuevas circunstancias, con nuevas disciplinas y nuevas formas de convivir,  de aprender, de  jugar e incluso de compartir.

Artículo relacionado:   Nueva política

Los niños son un ejemplo a seguir, y es necesario un reconocimiento a su actitud y responsabilidad, ya que la mayoría cumple las medidas de higiene, de precaución y de distancia social para evitar la propagación de la COVID-19. Las familias han transmitido el valor de la responsabilidad y el sentimiento de ser buenos y responsables ciudadanos cumpliendo las normas que nos indican. Pero en la educación y en la  concienciación de todas estas medidas no sólo están los padres, sino también hay que destacar la inmensa labor de los educadores y profesores en los colegios que han trabajado – y siguen haciéndolo-  en el aprendizaje de los hábitos de higiene y prevención de la covid-19.  

En el Día Internacional del Niño fijémonos en los niños y en su ejemplo como buenos ciudadanos que obedecen en el cumplimiento de las medidas sanitarias para poder volver cuanto antes a la normalidad. Todos los ciudadanos tenemos que realizar un ejercicio de sacrificio y responsabilidad. ¡Aprendamos de los más pequeños! 

GRUPO AREÓPAGO

Deja un comentario de forma respetuosa para facilitar un diálogo constructivo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑