Cumpleaños de Facebook

¿Cuándo surgieron las redes sociales? Podríamos decir que el nacimiento de las redes sociales-  tal cual las conocemos, redes 2.0, data del año 2002. Sin embargo, su enorme impacto no tiene lugar hasta que en 2004, en Harvard, nace la red social más grande del mundo, Facebook. Desde entonces para muchos de nosotros nuestra forma de relacionarnos y de comunicarnos con los demás ha cambiado.

Según un artículo publicado en la Universidad Camilo José Cela “El Fenómeno de las redes sociales: Evolución y perfil del usuario” la “finalidad de las redes sociales es unir personas y atraer a todo tipo de perfiles; sin embargo, no es difícil encontrar en ellas grupos segmentados por afinidad, edad, aficiones, etc. Éstos también varían en la medida que incorporan nuevas herramientas de información y comunicación, como la conectividad, móvil, blogs, fotos o vídeo compartido”.

Ya hace 15 años del nacimiento de Facebook, y a partir de este fenómeno vivimos conectados a las redes sociales, Facebook, Twitter, Instagram, y otras que se nos escapan si no estamos habituados a este mundo nuevo. Nuestras vidas se exponen públicamente en internet minuto a minuto con información de todo lo que hacemos, con fotos de nuestras alegrías, de nuestras penas, de nuestros viajes; con datos de todos los amigos que tenemos y que conocemos a través de estas redes sociales. Tenemos “muchos” amigos virtuales.

Artículo relacionado:   Una nueva dictadura

También las redes nos ayudan a estar informados segundo a segundo de todo lo que pasa cada día gracias a la ayuda de todos los internautas que se convierten en periodistas improvisados.  Nuevos “periodistas” que sin embargo dañan mucho a los verdaderos profesionales. Los nuevos comunicados de prensa se hacen vía twitter. Ahora es más rápido y sintético pues con 180 caracteres se resume una decisión política, una opinión, una valoración o una crítica.

Sin embargo estas plataformas digitales son un peligro si no se saben emplear con rigor y con ética. Nos informan y nos mal-informan, nos relacionan fácilmente con los más lejanos o incluso con desconocidos, pero también nos distancian de las personas que tenemos a nuestro lado cada día. Una pantalla de un móvil o de una tablet te aleja de quien tienes al lado.

Vemos como en estos medios de comunicación tan potentes, resurge el creciente peligro de las fakenews, de los timos que nos ponen difícil distinguir la verdad de la mentira.  Y ni qué decir del rastro que dejamos, porque cada vez que se publica algo en las redes dejamos huellas imborrables de todo lo que hacemos; nuestras vidas se convierten en plazas públicas al alcance de todos, perdemos nuestra intimidad.

Las redes sociales son herramientas excelentes tanto para estar comunicados como para informarnos pero es importante establecer medidas de seguridad y de protección de nuestros datos y de nuestra privacidad para que el avance tecnológico no se vuelva en nuestra contra. El sentido común y el uso responsable de las tecnologías de la información y de la comunicación son imprescindibles para no lamentarnos después. Este aspecto es esencial, por lo que es preciso que desde la infancia se eduque –en esta sociedad moderna del siglo XXI–  en el buen uso de las redes sociales estableciendo los límites que no se pueden cruzar.

Artículo relacionado:   Vivir mirando al cielo

 

Pérez-Wiesner, Mateo; López-Muñoz, Francisco y Fernández Martín, Mº Poveda  “El fenómeno de las redes sociales: evolución y perfil de usuario”. Consulta 4 febrero de 2019  enlace artículo

 

GRUPO AREÓPAGO

Deja un comentario de forma respetuosa para facilitar un diálogo constructivo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑