Hijos del emotivismo

No dejan de crecer las rupturas matrimoniales. Según los últimos datos publicados por el INE, correspondientes al año 2017  (http://www.ine.es/dyngs/INEbase/es), los matrimonios celebrados en España fueron 173.626, un 0,98% menos que el año anterior, mientras que las rupturas matrimoniales ascendieron a 102.341, en índice de porcentajes un 1% más que el año anterior, con una duración media de la vida matrimonial de 16,6 años.

Menos matrimonios y más rupturas matrimoniales en un periodo cada vez más breve de vida matrimonial, que dejan una profunda herida en el corazón humano.

La realidad nos muestra cómo en nuestra sociedad se accede al matrimonio, tanto civil como canónico, por puro emotivismo, arrastrados por el deseo, pero sin la voluntad firme de permanecer al lado del otro en los momentos de dificultad y de sufrimiento, que es donde se prueba a fuego el amor humano.

Vivimos cada vez más de la satisfacción inmediata de nuestros deseos, las relaciones personales se empobrecen porque están dominadas por lo que me hace sentir bien o por la utilidad de lo que me conviene.

No nos debe extrañar que en esta sociedad emotivista, utilitarista, basada en relaciones de interés y de sentimientos, el ser humano no sea capaz de vivir el vínculo matrimonial. Seres humanos rotos por el consumo de pornografía en la búsqueda desenfrenada de placer y que son incapaces de donarse a su cónyuge. Matrimonios que no encajan la no llegada de los hijos y que reclaman el derecho al hijo en esa satisfacción inmediata del deseo. Matrimonios incapaces de afrontar la llegada de una nueva vida con dificultades porque no son capaces de dar sentido a la renuncia…

Artículo relacionado:   Escuela y educación

Necesitamos recuperar en nuestra sociedad el tiempo del noviazgo como un camino de maduración personal y de conocimiento del otro, para educar la voluntad y poder así afrontar compromisos permanentes. El papel que juega el matrimonio y la familia como instituciones sociales de referencia así lo exigen.

GRUPO AREÓPAGO

Deja un comentario de forma respetuosa para facilitar un diálogo constructivo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑