Protección de los menores

En numerosas ocasiones hemos escuchado que los bebés nacen prácticamente con un teléfono móvil en la mano pues saben usar un smartphone o una Tablet ya que está comprobado y es evidente que la capacidad para manejar estos dispositivos es tan grande que parece que nadie les ha enseñado. Los niños y jóvenes de ahora son nativos digitales pues su edad no dificulta que puedan utilizar los dispositivos; edad que cada vez es más temprana en el uso de los teléfonos inteligentes; y es que en los últimos años la forma y el uso que los niños tienen de las tecnologías digitales ha cambiado radicalmente, provocando que en muchos casos los niños y jóvenes se encuentren en una situación muy vulnerable respecto al uso de internet.

Todos los usuarios de las tecnologías digitales están expuestos a riesgos, al acceso a contenidos dañinos, falsos y nocivos; incluso al ciberataque, ciberacoso, a fraudes y engaños; por esto frente a todos estos riesgos que tienen los mayores, es más que necesario que se proteja también a los niños de todos los contenidos que hay en el sexto continente.

Las nuevas tecnologías tienen muchas ventajas y oportunidades para los menores, que sin duda hay que aprovechar, como son el desarrollo de nuevos métodos de enseñanza y de aprendizaje, el acceso a materiales educativos novedosos y online; nuevas formas de entretenimiento y de ocio más creativas, desarrollo de habilidades tecnológicas que ayudan en su proceso formativo; pero también han generado peligros e inseguridades, frente a los cuales hay que garantizar la protección de los niños en el uso de Internet. ¡Sí todo muy bien, pero con cuidado y con seguridad!

Artículo relacionado:   La revolución digital

Recientemente la Comisión Europea ha aprobado una “nueva estrategia en favor de una Internet más adecuada para los niños (Better Internet for Kids, BIK+)” https://ec.europa.eu/commission/presscorner/detail/es/ip_22_2825   junto con una propuesta de nueva legislación europea para proteger a los menores frente a los abusos sexuales, entre otras medidas,  estableciendo también pautas y recomendaciones que ayuden a navegar por Internet de forma segura y responsable; ayudando a que los niños adquieran las competencias adecuadas para tomar decisiones en el entorno digital, sin correr riesgos frente a contenidos dañinos e ilícitos.

 Dentro de esta estrategia la Comisión Europea se indica que se “organizará campañas de alfabetización mediática para niños y educadores a través de la red de Centros de Internet Segura”; porque no sólo es necesario proteger a los niños; sino ayudar y capacitar a los padres para que puedan controlar y ayudar a sus hijos en el uso adecuado y sin riesgos de los dispositivos móviles.

También son necesarias campañas formativas para que la brecha digital que ya existe se reduzca y que ya la pandemia está poniendo de manifiesto esta nueva pobreza; reforzar y fomentar acciones y herramientas que ayuden a padres y mayores que no estén preparados tecnológicamente a apoyar a sus hijos en el uso correcto de las tecnologías. No sólo es útil la aprobación de una estrategia europea; son necesarias políticas públicas y campañas de concienciación de los riesgos de Internet, que contribuyan a la educación digital de toda la familia y por consiguiente a la protección del menor.

Artículo relacionado:   Héroes que salvan vidas

GRUPO AREÓPAGO

Deja un comentario de forma respetuosa para facilitar un diálogo constructivo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑