¡Precaución, amigo conductor!

El 10 de julio se celebra San Cristóbal, este santo tan popular que es el patrón de los automovilistas. San Cristóbal es mostrado según la tradición como un hombre fuerte que trabajaba en un río y que se dedicaba a trasladar a la gente de un lado a otro del mismo. Se le representa portando al Niño Jesús. Esta imagen está en el interior de muchas entradas de nuestras iglesias, e incluso a la entrada de muchos de nuestros pueblos.

Y es que la protección de San Cristóbal sigue siendo importante para todos los conductores. Los santos siempre están con nosotros al volante, pero nosotros tenemos una gran responsabilidad. Somos responsables de evitar accidentes y reducir la mortalidad. Muchas veces son nuestras negligencias las que motivan los accidentes. Influyen muchos factores en los distintos accidentes que se producen diariamente como distracciones con el teléfono móvil, con el navegador, la falta de descanso, el sueño, fumar, consumo de alcohol y drogas, entre otros; comportamientos que pueden ser evitables y que protegerán nuestra vida y la de los demás. ¡Con el volante todos los sentidos al 120%!

Es cierto que hoy en día, hay más seguridad, más controles y vigilancia en las carreteras. También los vehículos del siglo XXI son mucho más seguros, pero no es suficiente; sigue siendo bueno recordar que la responsabilidad al volante y el cumplimiento de las normas de tráfico depende de cada uno y de nadie más.  No sólo por miedo a las multas y sanciones sino principalmente por cuidar de nuestra integridad física y la de las personas que circulan por la calle o por la carretera. Ser responsables al volante es un ejercicio también de caridad y de cuidar el bien común.

Artículo relacionado:   La Estrella de Belén

Según la Dirección General de Tráfico en el año “2019 finaliza con 1.098 fallecidos, el mínimo histórico de víctimas mortales en carretera, reduciéndose un 9.5 % los fallecidos en carreteras convencionales respecto al 2018”, datos mejores que los de otros años pero todavía hay que seguir concienciando de la importancia de una conducción vial segura y responsable. “Si bebes no conductas”, “usa los intermitentes”; “mejor más despacio”, son algunos de los lemas de las campañas de la DGT, que nos alertan del cuidado que tenemos que tener, y que al igual que en el contagio de la COVID nuestra responsabilidad es nuestra principal vacuna, y en la carretera nuestra prudencia, respeto y responsabilidad son nuestro principal seguro de vida.

Con todo esto ¡precaución, amigo conductor!

GRUPO AREÓPAGO

Deja un comentario de forma respetuosa para facilitar un diálogo constructivo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑